Utiliza el repaso espaciado con tarjetas didácticas para dominar el vocabulario personalizado | Natural Language Institute

Cómo Dominar un Idioma para Toda la Vida

BLOG

Utiliza el repaso espaciado con tarjetas didácticas para dominar el vocabulario personalizado

By Victor - 16/nov/2021 #Lenguas y Educación

Los políglotas autodidactas conocen muy bien el poder de los sistemas de repaso espaciado (SRS, por su sigla en inglés) para el aprendizaje de idiomas. Cuando se combinan con el método de Natural para extraer contenido de contextos comunicativos, las tarjetas didácticas que usan SRS son una forma increíblemente efectiva de aprender y retener vocabulario a largo plazo.

Los estudios han demostrado que la repetición de contenidos a intervalos de duración creciente es mucho más eficaz para la memorización y la retención que el entrenamiento masivo (repetición frecuente con intervalos cortos).[1]

En otras palabras, si repaso una palabra de vocabulario 10 veces en un periodo de 30 minutos, es mucho menos probable que la recuerde un año después que si la repaso dos veces hoy y luego ocho veces más a intervalos cada vez más largos durante las siguientes semanas.

Natural ha desarrollado su propia tecnología “Flashcards”, que utiliza el repaso espaciado para ayudar a los estudiantes a dominar su vocabulario. Está conectada a las lecciones que resumen las clases de conversación, lo que permite un grado máximo de personalización y eficacia. Funciona de la siguiente manera.

Ves la frase que querías expresar durante una clase de conversación con la palabra de vocabulario en blanco, así:

Intentas recordar cuál es la palabra, y luego haces clic en la tarjeta para comprobar tu respuesta.

Después de ver la respuesta correcta, indicas si fue fácil de recordar, media o difícil. Si seleccionas “difícil”, la tarjeta se te volverá a mostrar pronto, pero si seleccionas “fácil”, tardará más tiempo: probablemente ni siquiera la volverás a ver durante esa sesión de estudio. Y cada vez que vuelvas a marcarla como “fácil”, tardará aún más en reaparecer.

Como alternativa, puedes elegir ver la definición de la palabra en el anverso de la tarjeta en lugar de la frase contextual, como se muestra a continuación (o puedes ver la palabra en el anverso e intentar recordar la definición y la frase contextual).

El uso de tarjetas didácticas de la forma tradicional, con listas de palabras estándar, es útil para fines específicos, incluso para empezar a aprender un nuevo idioma. Por ejemplo, puedes utilizar las listas de vocabulario de Natural para asegurarse de que has aprendido las palabras más frecuentes en inglés, español, portugués o francés.

Sin embargo, para progresar de forma eficaz y constante hacia nuevos niveles de dominio, debes utilizar contenidos personalizados derivados de contextos comunicativos en lugar de listas de palabras genéricas. Esta estrategia es ideal para aprender y automatizar el vocabulario adecuado a su nivel y a sus necesidades actuales y para retenerlo a largo plazo.

El ejemplo que se muestra arriba es una tarjeta real de mi contenido personal en francés. Le estaba hablando a mi profesora de mi finca y del trabajo necesario para mantenerla. Sin embargo, no conocía la palabra adecuada para expresar “mantener” en este contexto —“entretenir”—, así que ella me la enseñó y la grabó, junto con la frase de contexto, usando nuestra aplicación Lecciones. Este enfoque tiene dos enormes ventajas.

En primer lugar, esta palabra representaba una brecha específica en mis conocimientos del francés. Teniendo en cuenta mi nivel avanzado, ya debería conocer la palabra “entretenir”, por lo que cerrar esa brecha es especialmente importante para mejorar mi dominio del idioma. Ninguna lista de palabras estándar me permitiría hacer un uso tan eficiente y específico de mi tiempo de estudio.

En segundo lugar, recuerdo la conversación concreta que tuve con mi profesora y mi deseo de comunicar mis ideas. En ese momento estaba ansioso debido a la necesidad de contratar a un nuevo cuidador para mi finca y todo el trabajo que debía hacerse. Así que esa frase conlleva una intensidad emocional para mí, y cada vez que reviso la palabra “entretenir”, la relaciono con mi intención comunicativa y las emociones subyacentes. Hacerlo no solo refuerza el aprendizaje, sino también la probabilidad de que recuerde la palabra dentro de unos años.

[1] A continuación se muestra la referencia bibliográfica de uno de estos estudios: Smolen P, Zhang Y, Byrne JH. “The right time to learn: mechanisms and optimization of spaced learning.” Nat Rev Neurosci. 2016;17(2):77-88. doi:10.1038/nrn.2015.18


See other blog posts