Hablar da vida a los idiomas | Natural Language Institute

Cómo Dominar un Idioma para Toda la Vida

BLOG

Hablar da vida a los idiomas

By Victor - 02/jul/2021 #Lenguas y Educación

Cuando te imaginas dominando un idioma extranjero, ¿qué imágenes mentales surgen? ¿En qué tipo de situación sería más motivador verte a ti mismo?

Para la mayoría de la gente, hablar con fluidez y facilidad -tener conversaciones espontáneas y agradables con hablantes nativos- es el epítome del dominio de un idioma. En general, cuando decimos que alguien ha aprendido un idioma y lo domina, nos referimos sobre todo a su capacidad de hablar.

El atractivo especial de poder entablar una conversación con éxito con hablantes de un idioma extranjero refleja el hecho de que el idioma es un fenómeno inherentemente social.

Los idiomas permitieron que las sociedades humanas surgieran y prosperaran.

Los niños aprenden su lengua materna a través de la interacción social, inicialmente en el seno de la familia; y las personas que aprenden más rápidamente las lenguas extranjeras suelen ser las que buscan mucha interacción social.

 

Un poco de teoría sobre la adquisición del lenguaje

Una de las tres teorías más extendidas sobre cómo las personas adquieren idiomas es la Teoría del Interaccionismo Social[1], inicialmente desarrollada por el psicólogo soviético Lev Vygotsky y difundida en Occidente por el estadounidense Jerome Bruner, también psicólogo, reconocido por sus contribuciones a la teoría del aprendizaje cognitivo en la psicología educativa[2].

Según este paradigma, la competencia lingüística de los niños se desarrolla en paralelo a su construcción cognitiva de un mundo social.

Detrás del proceso de adquisición de contenidos semánticos y competencia lingüística se encuentra, fundamentalmente, la “intención comunicativa”. En otras palabras, ya desde la infancia, es nuestro deseo de comunicarnos socialmente lo que motiva la adquisición del lenguaje. En la adquisición de la lengua materna, el ingrediente más importante es la interacción entre padres e hijos: estos últimos buscan experiencias lingüísticas y los primeiros median en el proceso de aprendizaje, aportando contenidos modificados y correcciones.

En la teoría de la adquisición de la segunda lengua, la Hipótesis Interaccionista[3] postula de forma análoga que la interacción y la comunicación directas son fundamentales para el desarrollo de la competencia lingüística. La conversación, en la que es necesaria una comunicación auténtica y los interlocutores deben negociar los significados, proporciona el input comprensible ideal para el estudiante de idiomas.

 

Lo esencial: cómo potenciar el aprendizaje a través de la conversación

Existen otros enfoques teóricos, pero la Teoría del Interaccionismo Social y la Hipótesis Interaccionista ayudan a dilucidar una verdad fundamental en la adquisición del lenguaje: entablar una conversación en un idioma extranjero es cognitivamente estimulante, extremadamente motivador y brinda oportunidades de aprendizaje ideales y constantes para los estudiantes.

La lectura, la escritura y la escucha pasiva son partes inestimables del proceso de adquisición de la lengua, pero es el habla lo que realmente les da vida a los idiomas.

Obtendremos beneficios prácticos al considerar cómo la discusión teórica anterior arroja luz sobre tres preguntas comunes de los estudiantes de lenguas extranjeras y los responsables de los planes de estudios:

 

  • ¿Se debe alentar a los estudiantes a hablar desde el principio o es mejor dejar la conversación hasta que hayan adquirido suficiente comprensión, vocabulario y dominio gramatical?

Muchos métodos abogan por que los estudiantes aprendan pasivamente durante algunos semestres antes de iniciar la conversación. "Primero, aprende la gramática y el vocabulario. Cuando alcances el nivel avanzado, podrás tomar clases de conversación", así reza este razonamiento típico.

La Teoría Social-Interaccionista y la Hipótesis Interaccionista apuntan claramente en la dirección opuesta. Si a los estudiantes se les niega la oportunidad y el desafío de conversar en los primeros semestres, en el mejor de los casos su progreso será lento debido a la falta de motivación y estimulación cognitiva. En el peor de los casos, estarán tan aburridos y desmotivados que simplemente se rendirán.

Incluir algo de conversación en las primeras etapas de la adquisición del idioma da vida al proceso y deja a los estudiantes mucho más interesados y concentrados cuando practiquen las otras habilidades lingüísticas: escuchar, leer, escribir e incluso estudiar el vocabulario y la gramática.

A los estudiantes se les debe permitir -incluso alentar- a cometer errores y simplemente divertirse explorando el idioma desde el principio.

 

  • ¿La conversación en las clases de idiomas debe ser muy estructurada o fluida?

Me angustia ver métodos en los que el "componente oral" se reduce a que los alumnos lean diálogos y repitan frases escayoladas (quizá cambiando un sustantivo por aquí y un adjetivo por allá).

¡No hay interacción social! ¡Los estudiantes no están en absoluto comprometidos! Por lo tanto, la adquisición de la lengua se ve obstaculizada.

La conversación estructurada sí tiene cabida en las clases de idiomas. En particular, en los niveles más básicos o cuando se introduce un patrón gramatical, el diálogo estructurado puede ser muy útil, especialmente si las tácticas de enseñanza creativas ayudan a que el diálogo cobre vida.

Sin embargo, por lo general, la conversación fluida es lo que introduce la interacción social en el proceso; y esto, como hemos visto, es crucial para nuestra capacidad como seres humanos de adquirir un idioma. Nuestro cerebro permanece motivado, interesado y, por lo tanto, enfocado en la conversación espontánea durante los cientos de horas que se necesitan para dominar un idioma extranjero.

Por lo tanto, la conversación entretenida y agradable debe ser el núcleo de cualquier programa de adquisición de idiomas.

 

  • ¿Es importante aprender con hablantes nativos?

Dado que la interacción social auténtica es un elemento esencial en la adquisición del idioma, una forma de enfocar esta cuestión es preguntarse si interactuar con hablantes nativos es importante para el aspecto social del aprendizaje.

A eso, yo respondería, según mi experiencia, con un rotundo “sí”. Hablar un idioma extranjero con alguien de tu propio país, que habla la misma lengua materna que tú, puede ser divertido durante un tiempo, pero pronto empieza a perder la gracia y se vuelve poco natural. Asimismo, hablar con un extranjero en un idioma que no es el suyo no es del todo satisfactorio ni estimulante.

La experiencia más emocionante y auténtica, que nunca pasa de moda, es comunicarse con éxito con hablantes nativos en su propia lengua.

Abordaré otros aspectos de esta cuestión en el tercer post sobre la expresión oral. Por ahora, basta con decir que la teoría de la interacción social ayuda a aclarar una razón por la que, empíricamente, las clases de conversación con hablantes nativos tienden a ser más atractivas y, por lo tanto, más beneficiosas para la adquisición del idioma.

 

Entonces, ¿cómo puedo conseguir más conversación en mi idioma de destino de inmediato?

Únete a nuestros grupos de Meetup para obtener acceso gratuito a profesores nativos capacitados a través de eventos grupales. Realizadas completamente en tu idioma de destino, con correcciones de gramática, pronunciación y vocabulario, son una excelente manera de integrar la práctica oral en tu rutina de aprendizaje de idiomas.

Sólo tienes que unirte a un grupo para recibir notificaciones cuando se anuncien las clases (español latinoamericano, español europeo, inglés, portugués brasileño, portugués europeo, francés).

[1] Vygotsky, L. S. (1978). Mind in society: The development of higher psychological processes. Cambridge, MA: Harvard University Press.

[2] Las otras son la Teoría del Desarrollo Cognitivo de Jean Piaget y la teoría del procesamiento de la información de Brian MacWhinney y Elizabeth Bates.

[3] Long, Michael (1985). "Input and Second Language Acquisition Theory". In Gass, Susan; Madden, Carolyn (eds.). Input in second language acquisition. Rowley, Mass: Newbury House. pp. 377–393.


See other blog posts

Logo Whatsapp